Usa una servilletas de tela natural, evita el desperdicio de papel y los textiles sintéticos pues en su mayoría están hechos de fibras plásticas.